Skip to main content
Por Emilia Guevara Olcese

 

Una estructura de madera de 476 mil años revela habilidades técnicas inesperadas de los antecesores del hombre

 

A fines de septiembre de 2023 se publicó un estudio encabezado por el profesor y arqueólogo Lawrence Barham de la Universidad de Liverpool (Inglaterra).  En el artículo Evidence for the earliest structural use of wood at least 476,000 years ago, el científico confirma el hallazgo de parte de una estructura de madera creada por humanos hace 476 000 años. Se trata de un trozo de madera encontrada en el río Kalambo, el mismo que desemboca en las Cataratas homónimas de la República de Zambia, país de un importante centro arqueológico.

 

República de Zambia, país donde fue encontrada la estructura de madera.

 

El descubrimiento corresponde al Paleolítico, comúnmente conocido como el período que inaugura la Edad de Piedra, un antiguo estadío de desarrollo humano comprendido aproximadamente entre los 3 millones y los 10 000 años a. C. El nombre (Edad de Piedra) refiere a la aparición de los primeros homínidos (familia de primates a la que pertenece el ser humano) y el devenir de las estrategias que desarrollaron a lo largo del tiempo para su supervivencia; entre ellas, el uso de la piedra para la creación de diversas herramientas.

Los homínidos aparecieron en la tierra hace unos 3 millones de años y evolucionaron hasta llegar a ser Homo sapiens sapiens, la especie de la cual formamos parte. 

Unos 500 000 años atrás, datación de la estructura de madera descubierta por Barham y su equipo, el Homo sapiens sapiens aún no se había desarrollado. Es por ese motivo que se trata de un hallazgo que retrasa la fecha a partir de la cual los humanos comenzaron a influenciar en su medio de una manera mucho más activa. Esto es: mediante creaciones en estructuras de madera como la descrita por Barham.

Características del hallazgo

La pieza mencionada consta de dos troncos en forma de “T”, encastrados entre sí gracias a una muesca. Es decir que a uno de ellos se le realizó un desgaste de modo tal que al insertarse el otro tronco en aquella muesca, ambos quedasen enganchados y sin movilidad.

A partir de observaciones minuciosas llevadas a cabo mediante modelación computarizada de los troncos el equipo de investigadores confirmó que el desgaste de la muesca fue efectuado por humanos. Se aplicó también arqueología experimental para simular el accionar que habrían realizado aquellos humanos para crear el encastre de la estructura con materiales del mismo lugar.

 

Hallazgo de los dos troncos de madera encastrados por la muesca. Créditos: Larry Barham.

Condiciones de conservación

Una de las singularidades de este hallazgo es el hecho de que se haya conservado. La madera suele desintegrarse con facilidad a lo largo del tiempo. Razón por la cual, los descubrimientos de este tipo de material sólo se producen gracias a condiciones de conservación muy específicas.

La estructura mencionada se conservó y perduró a pesar del paso del tiempo, gracias a que en su proceso de fosilización absorbió minerales del suelo que le permitieron reemplazar estructuras inmanentes a la madera.

Claves del descubrimiento

¿Por qué llama la atención este hallazgo? En primer lugar, porque se trata de la estructura de madera de mayor antigüedad encontrada hasta el momento. Creada a través de herramientas fabricadas también por humanos con materiales de la misma zona en que vivían. En segundo lugar, porque hasta el momento se sabía que 500 000 años atrás los humanos se movían en pequeños grupos; que se trasladaban de un espacio a otro de manera nómade. Incluso se sabía que ciertos grupos humanos habían empleado, 700 000 años atrás, herramientas de madera para la caza y la pesca (como los encontrados en los yacimientos israelíes de Gesher Benot Ya’aquov). Pero la estructura de madera encontrada por el equipo de Barham modifica lo que se sabía acerca del modo de vida de estas pequeñas culturas, ya que revela que hace 500 000 años los humanos también se asentaban en lugares en los que obtenían madera para la construcción de estructuras.

El vínculo que establecen las distintas sociedades con el medio en el que se desarrollan es crucial; no sólo por la influencia que ejercen en el ambiente en sí, sino porque mediante ese accionar las sociedades van conformando los carácteres de sus culturas. Esto nos sirve para pensar en el desarrollo de los primeros humanos y en cómo han ido desplegando estrategias para sobrevivir; primero en pequeños grupos, y luego en comunidades cada vez más numerosas.

¿Qué cambia? 

El paradigma científico que hasta el momento proponía que el Homo sapiens sapiens había sido el primero en asentarse en lugares y construir estructuras para la supervivencia, se ve modificado por el hallazgo de la pieza de madera en la República de Zambia. Establece pues que las especies antecesoras a la nuestra poseían desarrollos cognitivos mucho más avanzados de lo que se pensaba.

Valga aclarar, no obstante, que el uso que pudo haber tenido la estructura en cuestión aún es un enigma para los investigadores. Aunque se cree que al haber estado a orillas de un río podría haber sido utilizada para la actividad pesquera.

 

Fuentes
https://humanidades.com/paleolitico/#ixzz8FrXZWyUA
https://historia.nationalgeographic.com.es/a/descubren-construccion-madera-476000-anos-antiguedad-zambia_20222
https://www.nature.com/articles/s41586-023-06557-9
https://www.telemetro.com/actualidad/arqueologos-hallan-estructura-madera-mas-antigua-que-se-conoce-n5923610
https://www.youtube.com/watch?v=o6_4evj5uaA

Leave a Reply