Skip to main content
Por Claudia Herrera

 

Entre las apariciones nocturnas de Mercurio de noviembre a diciembre de 2023, el planeta más cercano al Sol del sistema solar alcanzará este sábado el punto más alto en el cielo (visto desde Córdoba). Brillará intensamente con una magnitud de -0,5. (Recordemos que el término magnitud en astronomía se refiere al brillo aparente de un objeto celeste. Mientras más bajo es el valor de la magnitud más brillante se verá el objeto en el cielo).
Posición de Mercurio en el cielo el sábado 2 a las 19:30.
Desde Córdoba, será difícil de observar, pues alcanzará una altitud máxima de 18° sobre el horizonte al atardecer del 3 de diciembre de 2023 (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). 
Dado que la órbita de Mercurio se encuentra más cerca del Sol que la órbita de la Tierra, aparece siempre muy cerca del Sol, perdiéndose la mayor parte del tiempo en el resplandor del astro rey. De tal forma que Mercurio sólo será observable unas pocas semanas cuando alcance la mayor separación respecto del Sol (mayor elongación).
Algunas épocas del año son más favorables para ver Mercurio que otras. Desde Córdoba, Mercurio alcanza al atardecer una altitud máxima de entre 9° y 28° sobre el horizonte durante las apariciones vespertinas. Entre noviembre y diciembre de 2023 alcanzará un máximo de 18° sobre el horizonte el atardecer del 3 de diciembre de 2023.
Lluvia de meteoros Phoenícidas 2023
La lluvia de meteoros Phoenícidas estará activa del 28 de noviembre al 9 de diciembre y alcanzará su punto máximo de meteoros alrededor del 2 de diciembre. Durante este período, habrá posibilidades de ver meteoros Phoenícidas siempre que el punto radiante de la lluvia, ubicado en la constelación de Fénix (el punto en el cielo desde donde parecen irradiar los meteoros) esté sobre el horizonte.
Posición del radiante de la lluvia de meteoros Phoenícidas 2023 el día 01 de diciembre a las 01:15.
Desde Córdoba, el punto radiante estará sobre el horizonte toda la noche, por lo que la lluvia estará activa durante todo ese tiempo. El punto radiante alcanzará su posición más alta en el cielo antes del anochecer, alrededor de las 22:00, por lo que es probable que la lluvia produzca sus mejores manifestaciones poco después del anochecer, cuando el punto radiante todavía esté en la altura máxima posible. Para observar este fenómeno se recomienda situarse desde un lugar oscuro, alejado de las luces de la ciudad.

 

 

Todos los meteoros asociados con cualquier lluvia en particular parecen irradiar desde un punto común en el cielo. Dicho punto recibe el nombre de radiante (ilustración fuera de escala).
Se espera que la lluvia alcance su actividad máxima alrededor de las 16:00 del 2 de diciembre de 2023. Las mejores exhibiciones podrían verse después del anochecer del 2 de diciembre.
Las lluvias de meteoros surgen cuando la Tierra atraviesa durante su recorrido alrededor del Sol, zonas de escombros y de polvo liberados por los cometas y los asteroides durante sus viajes por el interior de nuestro sistema solar. Al ingresar a la atmósfera terrestre estos escombros y polvos se incineran (normalmente se queman a una altitud de alrededor de 70 a 100 km) produciendo el efecto de las estelas: las “estrellas fugaces”. 
Las lluvias de estrellas fugaces se repiten año a año cuando la Tierra pasa por ese punto particular de su órbita donde se cruza con la corriente de remanentes de asteroides y cometas. 
El cuerpo principal responsable de crear la lluvia de meteoros Phoenícidas ha sido identificado como Cometa 289P/Blanpain.

 

Lunes 4: Mercurio en máxima elongación este a las 14:26 
Mercurio alcanzará la mayor separación del Sol de las apariciones vespertinas ocurridas entre noviembre y diciembre de 2023. Brillará intensamente con una magnitud de -0,5 (recordemos que el término magnitud en astronomía se refiere al brillo aparente de un objeto celeste, mientras más bajo es el valor de la magnitud, más brillante se verá el objeto en el cielo).

 

Representación gráfica de máxima elongación de un planeta.
Desde Córdoba, el planeta más cercano al Sol será difícil de observar, pues  alcanzará una altitud máxima de 18° sobre el horizonte al atardecer del 3 de diciembre de 2023 (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). Dado que la órbita de Mercurio se encuentra más cerca del Sol que la de la Tierra, siempre aparece muy cerca del Sol y se pierde en el resplandor del Sol la mayor parte del tiempo. Debido a esto, sólo es observable durante unas pocas semanas cada vez que alcanza su mayor separación del Sol, momentos denominados de mayor elongación.
Estas apariciones se repiten una vez cada tres o cuatro meses y tienen lugar alternativamente en el cielo de la mañana o del atardecer, dependiendo de si Mercurio se encuentra al este o al oeste del Sol. Cuando se encuentra hacia el este, sale y se pone poco tiempo después del Sol y es visible al atardecer. Cuando se encuentra al oeste del Sol, sale y se pone poco tiempo antes que el Sol y es visible poco antes del amanecer.
Mercurio se desvanecerá rápidamente hacia el final de la aparición mientras se dirige hacia la conjunción inferior, cuando pasará entre la Tierra y el Sol. En conjunción inferior, el planeta girará su lado no iluminado hacia la Tierra, por lo que aparecerá como una media luna delgada y apenas iluminada. Y puesto que Mercurio sólo puede observarse durante el crepúsculo, es particularmente difícil encontrarlo cuando se encuentra en una fase de media luna delgada. Por lo tanto, será mucho más fácil verlo en los días previos a que alcance su punto más alto en el cielo que en los días posteriores.
Luna en apogeo a las 15:42
La Luna alcanzará a lo largo de su órbita el punto más lejano a la Tierra y aparecerá un poco más pequeña que en otros momentos. La distancia de la Luna a la Tierra varía porque su órbita no es perfectamente circular: tiene una forma ligeramente ovalada y traza un camino llamado elipse. 
En cuanto la distancia promedio entre la Tierra y la Luna es de 384 400 km. A medida que la Luna recorre su órbita elíptica alrededor de la Tierra, la distancia varía en un ±6,6 % respecto de nuestro planeta. Cuando la Luna se encuentra en el perigeo (punto sobre la órbita lunar en que nuestro satélite se encuentra más cercano a la Tierra) la distancia entre nuestro planeta y nuestro satélite es de 356 000 km (aproximadamente), y de 407 000 km (aproximadamente) en el apogeo (punto sobre la órbita lunar en que la Luna se encuentra más alejado de la Tierra).
La ilustración muestra la posición de la Luna sobre su órbita, cuando se encuentra a la mínima distancia de la Tierra (punto llamado perigeo), y, diametralmente opuesto, cuando nuestro satélite se encuentra a la máxima distancia de nuestro planeta (punto conocido como apogeo).
Como consecuencia de esto, su tamaño angular también varía por el mismo pequeño factor entre 29,4 y 33,5 minutos de arco, y su brillo también cambia, aunque esto es difícil de detectar en la práctica ya que las fases de la Luna están cambiando al mismo tiempo (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). Para tener una noción del cambio aparente en su tamaño, cuando la Luna llega al perigeo y apogeo en fase llena se ve como sigue:
La imagen muestra la variación en el tamaño angular de la Luna a escala. El cambio es tan pequeño que es virtualmente imposible de percibir excepto comparando fotografías.
Aunque el tamaño angular de la Luna solo cambia en una cantidad muy modesta, en realidad es posible observar a la Luna mucho más grande de lo que realmente es cuando está cerca del horizonte. Esto en realidad es una ilusión óptica llamada ilusión lunar, que deja de tener efecto a medida que la Luna asciende en el cielo. Cualquier fotografía revelará que la Luna tiene exactamente el mismo tamaño, independientemente de si aparece en el horizonte o directamente sobre nuestras cabezas. La razón por la que percibimos esta ilusión óptica es objeto de acalorados debates. Sin embargo, puede explicar por qué algunas personas están convencidas de que la Luna parece más grande algunas noches que otras, a pesar de que los cambios en su tamaño real son tan pequeños.
El apogeo del 4 de diciembre de 2023 se producirá cerca del momento de la Luna en cuarto menguante. La Luna aparecerá en el cielo de la mañana. En esta ocasión, la Luna retrocederá a una distancia de 404 000 km de la Tierra y aparecerá con un diámetro angular de 29,54 minutos de arco (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1° de arco, y 1° = 60’ de arco). 

 

Martes 5: Luna en cuarto menguante a las 02:49

 

 

Posición relativa entre el Sol y la Luna vistas desde la Tierra en el transcurso del día durante la fase cuarto menguante.
Jueves 7: Lluvia de meteoros Púppidas-Vélidas 2023
La lluvia de meteoros Púppidas-Vélidas estará activa del 1 al 15 de diciembre y alcanzará su punto máximo de meteoros alrededor del 7 de diciembre. Durante este período, habrá posibilidades de ver meteoros Púppidas-Vélidas siempre que el punto radiante de la lluvia (el punto en el cielo desde donde parecen irradiar los meteoros) ubicado en la constelación de la Vela esté sobre el horizonte.  El número de meteoros visibles aumentará cuanto más alto esté el punto radiante en el cielo.

 

Posición del radiante de la lluvia de meteoros Púppidas-Vélidas el día 7 a las 04:30.
Desde Córdoba, el punto radiante estará sobre el horizonte toda la noche, lo que significa que la lluvia estará activa durante toda la noche. Para observar este fenómeno se recomienda situarse desde un lugar oscuro, alejado de las luces de la ciudad.

 

 

Todos los meteoros asociados con cualquier lluvia en particular parecen irradiar desde un punto común en el cielo. Dicho punto recibe el nombre de radiante (ilustración fuera de escala).

 

Se espera que la lluvia alcance su actividad máxima alrededor de las 14:00 del 7 de diciembre de 2023. De modo que las mejores exhibiciones podrían verse antes del amanecer del 7 de diciembre y después del anochecer del 7 de diciembre, más precisamente alrededor de las 04:00, cuando su punto radiante estará más alto en el cielo. Según la tasa horaria cenital (ZHR) se espera que la lluvia produzca diez (10)  meteoros por hora durante el momento de máxima actividad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta estimación teórica se calcula asumiendo un cielo perfectamente oscuro y que el radiante de la lluvia esté situado directamente sobre la cabeza. En la práctica cualquier vista de observación real no alcanzará estas condiciones ideales. Es probable que el número de meteoros que se vean sea inferior a diez. 
Desde Córdoba, el radiante de la lluvia aparecerá a una altitud máxima de 76° sobre tu horizonte, por lo que estimamos que podrás ver hasta 9 meteoros por hora en el punto máximo de la lluvia. La lluvia alcanzará su punto máximo cerca de la luna nueva, por lo que la luz de la luna presentará una interferencia mínima.
El origen de las lluvias de meteoros 
Las lluvias de meteoros surgen cuando la Tierra atraviesa durante su recorrido alrededor del Sol, zonas de escombros y de polvo liberados por los cometas y los asteroides durante sus viajes por el interior de nuestro sistema solar. Al ingresar a la atmósfera terrestre estos escombros y polvos se incineran (normalmente se queman a una altitud de alrededor de 70 a 100 km) produciendo el efecto de las estelas: las “estrellas fugaces”. 
Las lluvias de estrellas fugaces se repiten año a año cuando la Tierra pasa por ese punto particular de su órbita donde se cruza con la corriente de remanentes de asteroides y cometas.
Viernes 8: Mercurio en dicotomía a las 08:44 
Mercurio alcanzará la mitad de su fase  en el fenómeno conocido como “dicotomía” en su aparición nocturna de noviembre a diciembre de 2023. Brillará intensamente con una magnitud de -0,3. Mercurio se desvanecerá rápidamente hacia el final de la aparición mientras se dirige hacia el final de la aparición mientras se dirige hacia la conjunción inferior,  el planeta gira su lado no iluminado hacia la Tierra, por lo que aparece como una media luna delgada y apenas iluminada. A medida que avance en el recorrido sobre su órbita, esta media luna crecerá y se volverá gibosa. La órbita de Mercurio se encuentra más cerca del Sol que la de la Tierra, lo que significa que siempre aparece cerca del Sol y se pierde la mayor parte del tiempo, en su resplandor.
A continuación se muestran imágenes de Mercurio en “dicotomía” o “en fase”:

 

Mercurio en dicotomía, o como comúnmente se lo conoce, en fase.

 

La fase de Mercurio varía según su posición relativa a la Tierra. Cuando pasa entre la Tierra y el Sol, el lado que “mira” hacia la Tierra está completamente sin iluminación, como una luna nueva, con lo cual el planeta es imposible de observar. Por el contrario, cuando Mercurio se encuentra sobre su órbita frente a la Tierra, pasando casi por detrás del Sol, aparece completamente iluminado, como una luna llena. Sin embargo, en ese momento también está en su punto más distante de la Tierra, por lo que en realidad, en el cielo se verá más débil que en otras ocasiones. Si a esto le sumamos la cercanía que existe entre el planeta y el Sol, es decir, que posee una elongación pequeña, el resultado es que no será posible observar a Mercurio, pues la luminosidad de nuestra estrella lo vuelve invisible a nuestros ojos.
Cuando el planeta tiene la mitad de su superficie iluminada por el Sol, similar a lo que ocurre con la Luna, cuando se encuentra en fase cuarto creciente o menguante, se dice que el mismo se encuentra en dicotomía. Desde Córdoba, esta aparición será difícil de observar puesto que Mercurio alcanzará una altitud máxima de 23° sobre el horizonte al amanecer del 3 de diciembre de 2023. 
Sábado 09: Conjunción de la Luna y Venus a las 13:54
La Luna y Venus se encontrarán en conjunción compartiendo la misma ascensión recta (coordenada del sistema ecuatorial que se utiliza para localizar astros en el cielo) con  la Luna pasará 3°38′ al sur de Venus. (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco).
Conjunción de la Luna y Venus a las 05:44 , el sábado 9.

 

 

Desde Córdoba, la pareja ubicada en la constelación de Virgo, será visible desde poco después de su salida, a las 03:49, hasta poco antes del amanecer. Tenga siempre extrema precaución al intentar realizar observaciones diurnas de la Luna mientras el Sol está sobre el horizonte.
El par estará demasiado separado para caber dentro del campo de visión de un telescopio, pero será visible a simple vista o a través de un par de binoculares.

 

Martes 12: Luna nueva a las 20:33 
La imagen muestra la posición relativa entre el Sol y la Luna vistas desde la Tierra, en el transcurso del día, durante la fase de Luna nueva.
La Gran Nube de Magallanes es visible en el cielo nocturno.
La galaxia enana compañera de la Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes, ubicada en la constelación del Dorado, será visible en el cielo nocturno en las próximas semanas, puesto que el 12 de diciembre alcanzará su punto más alto en el cielo alrededor de la medianoche, hora local, y en las noches siguientes culminará cuatro minutos antes cada día.
Desde Córdoba, la Gran Nube de Magallanes será visible toda la noche porque es circumpolar (se encuentra siempre por encima del horizonte). Se encontrará más alto en el cielo a las 01:17, 51° sobre el horizonte sur. 
Posición de la Nube mayor de Magallanes el martes 12 a las 21.50.
Al anochecer, será visible alrededor de las 20:53, encontrándose a unos 37° sobre el horizonte sureste, hasta el crepúsculo del amanecer alrededor de las 05:24, hallándose a 38° sobre el horizonte suroeste (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). 
Con una magnitud de 0,9, la Nube mayor de Magallanes es visible a simple vista siempre y cuando nos encontremos en un lugar oscuro, alejado de las luces de las ciudades. Su observación se puede apreciar mejor a través de un par de binoculares. (Recordemos que el término magnitud en astronomía se refiere al brillo aparente de un objeto celeste, mientras más bajo es el valor de la magnitud, más brillante se verá el objeto en el cielo).
Jueves 14: Conjunción de la Luna y Mercurio a las 02:20 
La Luna y Mercurio se encontrarán en conjunción compartiendo la misma ascensión recta (coordenada del sistema ecuatorial que se utiliza para localizar astros en el cielo) con la Luna pasando 4°21′ al sur de Mercurio. (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). 
Conjunción de la Luna y Mercurio a las 20:50 h del jueves 14.
Desde Córdoba, la pareja ubicada en la constelación de Sagitario, será visible desde el atardecer y hasta poco antes de que se ponga a las 21:24. Tenga siempre extrema precaución al intentar realizar observaciones diurnas de la Luna mientras el Sol está sobre el horizonte. El par estará demasiado separado para caber dentro del campo de visión de un telescopio, pero será visible a simple vista o a través de un par de binoculares.
Lluvia de meteoros Gemínidas 2023
La lluvia de meteoros Gemínidas estará activa del 4 al 17 de diciembre y alcanzará su punto máximo de meteoros alrededor del 14 de diciembre. Durante este período, habrá posibilidades de ver meteoros Gemínidas siempre que el punto radiante de la lluvia (el punto desde donde parecen irradiar los meteoros en el cielo), ubicado en la constelación de Géminis, esté sobre el horizonte. El número de meteoros visibles aumentará cuanto más alto esté el punto radiante en el cielo.
Posición del radiante de la lluvia de meteoros el jueves 14 a las 01:10.
Desde Córdoba, la lluvia será visible después de las 22:44 cada noche, cuando su punto radiante se eleva sobre el horizonte oriental. Luego permanecerá activo hasta que amanezca alrededor de las 05:35. Para observar este fenómeno se recomienda situarse desde un lugar oscuro, alejado de las luces de la ciudad.

 

 

Todos los meteoros asociados con cualquier lluvia en particular parecen irradiar desde un punto común en el cielo. Dicho punto recibe el nombre de Radiante (ilustración fuera de escala).
Se espera que la lluvia alcance su máxima actividad alrededor de las 16:00 del 12 de noviembre de 2023. En Córdoba se verá mejor a las 03:00 de la mañana del 12 de noviembre cuando su punto radiante esté más alto en el cielo.
Según la tasa horaria cenital (ZHR) se espera que la lluvia produzca 120 meteoros por hora durante el momento de máxima actividad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta estimación teórica se calcula asumiendo un cielo perfectamente oscuro y que el radiante de la lluvia esté situado directamente sobre la cabeza. En la práctica cualquier vista de observación real no alcanzará estas condiciones ideales. Es probable que el número de meteoros que se vean sea inferior. 
Desde Córdoba, el radiante de la lluvia aparecerá a una altitud máxima de 25° sobre su horizonte, y en base a esto, estimamos que es probable que solo vea alrededor de 51 meteoros por hora, incluso en el pico de la lluvia, ya que el radiante estará relativamente bajo en el cielo. (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). 
La lluvia alcanzará su punto máximo cerca de la Luna nueva, por lo que la luz de la Luna ejercerá una interferencia mínima.
El origen de las lluvias de meteoros 
Las lluvias de meteoros surgen cuando la Tierra atraviesa durante su recorrido alrededor del Sol, zonas de escombros y de polvo liberados por los cometas y los asteroides durante sus viajes por el interior de nuestro sistema solar. Al ingresar a la atmósfera terrestre estos escombros y polvos se incineran (normalmente se queman a una altitud de alrededor de 70 a 100 km) produciendo el efecto de las estelas: las “estrellas fugaces”. Las lluvias de estrellas fugaces se repiten año a año cuando la Tierra pasa por ese punto particular de su órbita donde se cruza con la corriente de remanentes de asteroides y cometas. El cuerpo principal responsable de crear la lluvia de meteoros Táuridas  ha sido identificado como un planeta menor (3200) Phaethon.
Viernes 15: la Nebulosa de Orión está bien situada
La Nebulosa de Orión (M42; magnitud 4,0) será visible en el cielo nocturno en las próximas semanas. El 15 de diciembre alcanzará su punto más alto en el cielo alrededor de la medianoche, hora local, y en las noches siguientes culminará cuatro minutos antes cada día. En astronomía, el término magnitud se refiere al brillo aparente de un objeto celeste, mientras más bajo es el valor de la magnitud, más brillante se verá el objeto en el cielo.
Posición de la nebulosa de Orión el viernes 15 a las 21 aproximadamente.
Desde Córdoba, la nebulosa de Orión será visible durante toda la noche. Se hará visible alrededor de las 21:25, encontrándose a 30° sobre el horizonte oriental, a medida que el anochecer se convierta en oscuridad. Luego alcanzará su punto más alto en el cielo, unos 63° sobre el horizonte norte, a las 01:17 h. Se perderá hasta el crepúsculo del amanecer alrededor de las 04:55, 32° sobre el horizonte occidental (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco). 
Con una magnitud de 4,0, M 42 es difícil de distinguir a simple vista, excepto desde un lugar oscuro, pero es visible a través de un par de binoculares o un telescopio pequeño (recordemos que el término magnitud en astronomía se refiere al brillo aparente de un objeto celeste, mientras más bajo es el valor de la magnitud, más brillante se verá el objeto en el cielo).
Sábado 16: La Luna en perigeo a las 15:52 
La Luna alcanzará a lo largo de su órbita el punto más lejano a la Tierra y aparecerá un poco más pequeña que en otros momentos. La distancia de la Luna a la Tierra varía porque su órbita no es perfectamente circular: tiene una forma ligeramente ovalada y traza un camino llamado elipse. 
En cuanto la distancia promedio entre la Tierra y la Luna es de 384 400 km, a medida que la Luna recorre su órbita elíptica alrededor de la Tierra, la distancia varía en un ±6,6 % respecto de nuestro planeta. Cuando la Luna se encuentra en el perigeo (punto sobre la órbita lunar en que nuestro satélite se encuentra más cercano a la Tierra) la distancia entre nuestro planeta y nuestro satélite es de 356 000 km (aproximadamente), y de 407 000 km (aproximadamente) en el apogeo (punto sobre la órbita lunar en que la Luna se encuentra más alejado de la Tierra).
La ilustración muestra la posición de la Luna sobre su órbita, cuando se encuentra a la mínima distancia de la Tierra (punto llamado perigeo), y, diametralmente opuesto, cuando nuestro satélite se encuentra a la máxima distancia de nuestro planeta (punto conocido como apogeo).
Como consecuencia de esto, su tamaño angular también varía por el mismo pequeño factor, entre 29,4 y 33,5 minutos de arco, y su brillo también cambia, aunque esto es difícil de detectar en la práctica ya que las fases de la Luna están cambiando al mismo tiempo (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco).  Para tener una noción del cambio aparente en su tamaño, cuando la Luna llega al perigeo y apogeo en fase llena se ve como sigue:

La imagen muestra la variación en el tamaño angular de la Luna a escala. El cambio es tan pequeño que es virtualmente imposible de percibir excepto comparando fotografías.
Aunque el tamaño angular de la Luna solo cambia en una cantidad muy modesta, en realidad es posible observar a la Luna mucho más grande de lo que realmente es cuando está cerca del horizonte. Esto en realidad es una ilusión óptica llamada ilusión lunar, que deja de tener efecto a medida que la Luna asciende en el cielo. Cualquier fotografía revelará que la Luna tiene exactamente el mismo tamaño, independientemente de si aparece en el horizonte o directamente sobre nuestras cabezas. La razón por la que percibimos esta ilusión óptica es objeto de acalorados debates. Sin embargo, puede explicar por qué algunas personas están convencidas de que la Luna parece más grande algunas noches que otras, a pesar de que los cambios en su tamaño real son tan pequeños.
El apogeo del 16 de diciembre de 2023 se producirá cerca del momento de la Luna nueva, por lo que podremos observar a la Luna como una delgada media luna.
En esta ocasión, la Luna retrocederá a una distancia de  467 000 km de la Tierra y aparecerá con un diámetro angular de 32,46 minutos de arco (referencia: el ancho del dedo meñique equivale a 1° de arco, y 1° = 60’ de arco).
Domingo 17: conjunción de la Luna y Saturno a las 19:01
La Luna y Saturno se encontrarán en conjunción compartiendo la misma ascensión recta (coordenada del sistema ecuatorial que se utiliza para localizar astros en el cielo) con la Luna pasando a 2°28′ al sur de Saturno.
Conjunción de la Luna y Saturno a las 21:00 h del domingo 17.
Desde Córdoba, la pareja ubicada en la constelación de Acuario, será visible desde poco después del atardecer, hasta poco antes de que se ponga a las 00:22. El par estará demasiado separado para caber dentro del campo de visión de un telescopio, pero será visible a simple vista o a través de un par de binoculares.
Martes 19: Luna en cuarto creciente a las 15:39

 

Luna vista desde la Tierra en el transcurso del día durante la fase cuarto creciente.
Viernes 22: solsticio de diciembre a las 00:24
El 22 de diciembre será el día más largo de 2023 en el hemisferio sur, el día de pleno verano. Si observamos el movimiento del Sol en el cielo día tras día, podremos ver que al momento del mediodía del 21 de diciembre el Sol se encontrará casi sobre nuestras cabezas. Eso se da porque nuestra estrella alcanzará su máximo valor de declinación sur (23,5° S) en el cielo. Otra observación que podemos hacer respecto a la posición del Sol, es que el punto de salida y puesta del astro rey sobre el horizonte se encuentran lo más cerca posible del punto cardinal sur.

La ilustración muestra la trayectoria que describe el Sol durante los días de solsticios de Invierno y verano y durante los días de equinoccio de Otoño y Primavera para el hemisferio Sur. En particular durante el solsticio de invierno, el Sol se encuentra en su máxima declinación norte.
La palabra solsticio viene del latín solstitium que significa “Sol quieto”. Durante el transcurso de unos días, el Sol parece quedarse quieto, saliendo y poniéndose aproximadamente por los mismos sitios, respectivamente. Esto sucede debido a que la dirección del eje de rotación de la Tierra adquiere dos posiciones “extremas”.  Dado que la inclinación de este eje se mantiene siempre constante respecto al plano de la órbita de la Tierra, es decir, a lo largo del movimiento traslacional, la Tierra siempre se mueve manteniendo su eje de rotación paralelo a sí misma. En alguna posición sobre la órbita, el polo sur del eje de rotación se encuentra inclinado directamente en dirección al Sol, mientras que seis meses después, se encontrará apuntando en dirección opuesta al Sol. De esta forma, en ambas situaciones, el plano definido por los tres puntos que corresponden al polo norte, al polo sur y al centro del Sol, se encuentra en forma exactamente perpendicular al plano de la órbita de la Tierra.
La imagen muestra la trayectoria que describe la Tierra en el transcurso de un año alrededor del Sol, y en particular se muestran las posiciones en las que suceden los solsticios, los equinoccios, el afelio y el perihelio, con sus respectivas fechas aproximadas, sobre su órbita.
Este es el día en que el viaje anual del Sol a través de las constelaciones del zodíaco alcanza su punto más austral en el cielo, en la constelación de Capricornio con una declinación de 23,5°S. Los astrónomos consideran que este día es el primer día de verano en el hemisferio sur. En el hemisferio norte, el Sol permanece sobre el horizonte menos tiempo que en cualquier otro día del año, y los astrónomos lo definen como el primer día de invierno. En el solsticio, el Sol aparece sobre nuestras cabezas al mediodía cuando se observa desde lugares del trópico de Capricornio, en una latitud de 23,5°S.
Conjunción de la Luna y Júpiter 11:24
La Luna y Júpiter se encontrarán en conjunción compartiendo la misma ascensión recta (coordenada del sistema ecuatorial que se utiliza para localizar astros en el cielo) con la Luna pasando a 2°36′ al norte de Júpiter.
Posición de la Luna y Júpiter el viernes 22 a las 22:15.
Desde Córdoba, la pareja ubicada en la constelación de Aries será visible desde el atardecer, hasta poco antes de que se ponga, a las 02:58. El par estará demasiado separado para caber dentro del campo de visión de un telescopio, pero será visible a simple vista o a través de un par de binoculares.
Mercurio en conjunción solar inferior a las 15:50
Mercurio pasará muy cerca del Sol en el cielo ya que su órbita lo lleva a posicionarse entre el Sol y la Tierra.
La imagen muestra las posiciones relativas entre la Tierra, el Sol y Mercurio en la configuración denominada conjunción solar inferior
Esto ocurre una vez cada 116 días, y marca el final de la aparición de Mercurio en el cielo nocturno y su transición para convertirse en un objeto matutino durante las próximas semanas. Mercurio se encontrará a solo 2°08′ de nuestra estrella,  lo que lo hará totalmente inobservable durante varias semanas debido al resplandor del Sol (referencia: con el brazo extendido, el ancho del dedo meñique equivale a 1º de arco, y 1º = 60’ de arco).
Martes 26: Luna llena a las 21:33 

 

 

La secuencia de imágenes muestra la posición relativa entre el Sol y la Luna en su fase de llena vistas desde la Tierra en el transcurso del día.
Sábado 30: Júpiter pone fin a su movimiento retrógrado a las 23:41 
Júpiter llegará al final de su movimiento retrógrado, poniendo fin a su movimiento hacia el oeste a través de las constelaciones y, en su lugar, regresará a un movimiento más habitual hacia el este. Esta inversión de dirección es un fenómeno que sufren periódicamente todos los planetas exteriores del sistema solar , unos meses después de pasar la oposición.
El movimiento retrógrado es causado por el propio movimiento de la Tierra alrededor del Sol. A medida que la Tierra gira alrededor del Sol, nuestra perspectiva cambia y esto hace que las posiciones aparentes de los objetos se muevan de lado a lado en el cielo en el período de un año. Este movimiento de cabeceo se superpone al movimiento a largo plazo del planeta hacia el este a través de las constelaciones. 
El siguiente diagrama ilustra lo anteriormente explicado. La flecha discontinua gris muestra la línea de visión de la Tierra hacia el planeta, y el diagrama de la derecha muestra el aparente movimiento del planeta a través del cielo visto desde la Tierra:

El movimiento retrógrado de un planeta en el sistema solar exterior. No dibujado a escala. La flecha discontinua gris muestra la línea de visión de la Tierra hacia el planeta, y el diagrama de la derecha muestra el aparente movimiento del planeta a través del cielo visto desde la Tierra
Desde Córdoba, Júpiter será visible en el cielo nocturno alrededor de las 20:41 h, encontrándose a 46° sobre el horizonte norte, a medida que el anochecer se convierte en oscuridad. Luego alcanzará su punto más alto en el cielo a las 20:53 h, 46° sobre el horizonte norte. Continuará siendo observable hasta alrededor de la 01:44, cuando se hundirá por debajo del horizonte occidental.
Durante las próximas semanas, Júpiter alcanzará su punto más alto en el cielo cuatro minutos antes cada noche, desapareciendo gradualmente en el crepúsculo vespertino.

Leave a Reply